Los Simpsons y la asociacion del rifle

 

moe

 

En el capítulo 5 de la etapa 9, Homero se empeña en tener un arma, el episodio rescata la vieja controversia norteamericana derivada de la 2a retoque de la Constitución sobre un supuesto derecho (disque de primera generación) para portar armas, la crítica de Marge es atroz a esta postura y la humor es mucho buena. Homero inclusive hace un ejercicio de apreciación reglamentario de la corrección en cuestión e incluso sobre el concepto de constitución, ante la demanda de Lissa (quien hace las veces de conciencia moral) ¿Para qué tener armas? Homero responde: – Si volviera el regente de Inglaterra para quitarnos nuestros derechos podríamos usarlas para defendernos.

Una sutil crítica a los anacrónismos constitucionales, pero una importante hechizo acerca del papel de la Constitución a modo un límite al poder e inclusive al monárquico, podríamos pensar es más al origen del Estado y la Constitución, desde la leyenda de la Carta Magna de Juana sin Granja (arrancada al majestad a la fuerza para que respetara los derechos de los nobles) hasta la propia Constitución blazer que antepone su independencia y que eso sería colectivo con textos a modo el de la Constitución de Apatzingán.

La Agrupación de Rifles en su reunión reitera que las armas son para defenderse del regente anglosajón si volviera, para cazar “animales” raros que han surgido con el cambio climático (podrían incluirse determinado humanos en la causticidad Simpson) y por último para defenderse legítimamente de un inseguridad imperioso, el problema es que Homero se ha excedido en el uso de su revolver.

La escena final es un escaso enigmática: Marge no tira el revolver y se queda con él, Homero acaba de descubrir que la pistolete de la ha creado una especie de adicción porque se siente poderoso ¿habrá tenido el mismo efecto en Marge que tanto se quejó de la existencia del arma?

El Gratificación: la narración al arranque del partido de Futbol a través de México y Portugal una crítica desde la visión anglosajona a este deporte. Aconsejamos también la película “Dear Wendy (Vinterberg, 2005) sobre estos temas.